Saturday, February 23, 2008

 

Odyssey «compra» otro tesoro en vísperas de ser llamado a declarar

________________________________________________________________

ABC.es
By J. G. Calero
February 23, 2008

MADRID. «Tratándose de Odyssey, piensa mal y acertarás», decían ayer en el Ministerio de Cultura, para comentar la noticia de que los cazatesoros han comprado los derechos de un pecio hundido a 12 millas de la costa de Carolina del Norte, que reclamaba ante un juez otra empresa, BDJ Discovery Group. Tras el escándalo del «Black Swan» por el que Greg Stemm ha sido imputado en La Línea y en visperas de ser llamado a declarar, el próximo lunes, 25 de febrero, Odyssey arroja con esta noticia una cortina de humo.

El subdirector de Patrimonio, Luis Lafuente, declaró a ABC que «no nos sorprende la noticia, pero sepa que la instrucción que recibimos es perseguirlos cual sabuesos y caer sobre ellos judicialmente en cuanto se pueda». Sin embargo, Lafuente confirmó que hasta ahora sólo se ha pedido información al juzgado de Carolina del Norte, cuando se da la circunstancia de que ABC informó del expolio de este pecio el pasado 12 de diciembre. En más de dos meses España ni se ha personado en este caso, como sí hizo en Tampa por el presunto expolio del «Black Swan», un tesoro de 500.000 monedas de plata y cientos de oro, más otros pertrechos del barco.

Aun así, Cultura mantiene la fe en que sentará un precedente en el Juzgado de Tampa que sirva para reclamar el patrimonio sumergido de origen español en aguas internacionales, «como ya ocurriera con el «Juno» y «La Galga» en aguas de EE.UU.». Una vez más, se da la circunstancia de que el pecio ahora adquirido por Odyssey puede pertenercer a la misma flota que dichas naves, hundida en 1750, con lo cual dicho precedente no ha sido tenido en cuenta hasta ahora.

Para el abogado especializado en patrimonio submarino José María Lancho, «está claro que Odyssey intenta desviar la atención hacia EE.UU. y despistarlos cada vez menos rumores y más certidumbres de las acciones criminales que se están llevando a cabo en La Línea y de las que la empresa deberá informar a sus accionistas». Lo fundamental, para este abogado, es que en Europa «hace mucho tiempo que los restos sumergidos de un pecio no son comercializables, han perdido legalmente su valor como oro o plata». Según su parecer, «la empresa cazatesoros sólo tiene una estrategia mediática: se persona en un pleito que comenzó en el 2005 días antes de que tenga que declarar en los Juzgados españoles, lo cual, probablemente, no hará».


____
www.dofundodomar.blogspot.com

Comments: Post a Comment

Links to this post:

Create a Link



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?